Trasgu - El Gnomo de Asturias

Trasgu es un gnomo muy pequeño, es un ser diminuto y simpático que viste una blusa roja y un gorro del mismo color.

No mide más de 80 cm y tiene la piel oscura o negra, las piernas torcidas y unas grandes uñas en sus manos. Su boca es descomunal, con nariz aplastada y los ojos muy pequeños y brillantes. También tiene un agujero en su mano izquierda, cuernos y un rabo. Es muy delgadito y cojo, pero se mueve con mucha rapidez y sus saltos son asombrosos. En su rostro siempre hay una expresión burlona, a no ser que se enfade o moleste.


Este duende pertenece a la clase de duendes domésticos y se puede comportar muchas veces de forma contradictoria, porque en ocasiones ayuda a los habitantes de la casa donde se aloja, colaborando en las labores del hogar y en cambio, otras veces tira, ensucia y oculta cosas, además de comerse todo lo que encuentra en la cocina. Es un glotón.

Pasa de un estado de ánimo a otro sin ninguna razón aparente y su presencia puede llegar a ser muy molesta, tanto que muchos, para deshacerse de él, se mudan de casa, pero él los sigue y les dice:

"Ya que todos vais de casa mudada, también vengo yo con mi gorra encarnada"

A este duende tan dicharachero le gustan las casas y siempre penetra en ellas cuando el fuego está encendido. Hace las labores domésticas y trabaja colocando cada cosa en su sitio, ordenándolo todo. Sin embargo, cuando este duende está de mal humor...

Esconde objetos, rompe los cacharros, revuelve toda la ropa y da voces y gritos que espantan al ganado.

Si se quieren deshacer de él porque no para de hacer travesuras, le echan por el suelo linaza o mijo, después le mandan recogerlo, ya que él presume mucho de tenerlo todo muy limpio y ordenado cuando está de buen humor.

El Trasgu, al tener un agujero en la mano, no puede hacer ciertas cosas y entonces, los dueños de las casas le mandan blanquear la pelleja de un carnero negro o cargar con un cesto lleno de agua, cosas que son imposibles para que él las pueda hacer.

Cuando a Trasgu lo enfadan por todas estas cosas, se siente herido en su amor propio y entonces, abandona la casa para no volver nunca más.


2 comentarios:

elvencejodemieresduerme 26 de noviembre de 2010, 11:18  

Hola!
Qué blogs tan bonitos e interesantes!me ha gustado encontrarme con la mitología asturiana.Gracias.
Un saludo.

Destylou 26 de noviembre de 2010, 13:14  

Hola:

Gracias, me alegra que te gusten los blogs!.

Sobre la mitología asturiana todavía me queda mucho por poner, pero trasgu siempre me ha gustado y de hecho, tengo uno en mi casa :p

Saludos!!

  © Blogger template Brooklyn by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP